Tres rincones de lectura en casa para disfrutar del Día del Libro

La literatura no está pasando por su época dorada. De eso no hay ninguna duda. Muy lejos ha quedado ese tiempo en el que todo el mundo portaba un libro debajo de su brazo. No obstante, nuestro objetivo no es caer en el melodrama, ni mucho menos. Sino darte los consejos que te van a ayudar a redescubrir que leer es lo más divertido del mundo. Y es que, ¿qué mejor que el Día del Libro para ello?

La historia del Día del Libro es una mentira

Por qué Shakespeare no muró en el día del libro

Nada mejor que empezar poniendo en contexto la situación para poder comprenderla. Las nuevas formas de entretenimiento son aquellas que están colocando en jaque a la literatura. Al fin y al cabo, internet, el streaming y la portabilidad de los dispositivos electrónicos están cambiando las reglas del juego. Si antes la literatura tenía la ventaja de poder ser disfrutado en cualquier momento y lugar, hoy en día las series de televisión también están cortadas por el mismo patrón.

No obstante, no todo es tan bonito como te lo cuentan. Detrás de la historia del Día del Libro se ha escondido una mentira. Se ha transformado lo casual en causal y nosotros no podemos seguir escribiendo este artículo sin quitarte la venda de los ojos. Siempre nos hemos comprometido en una sintonía de sinceridad contigo. Por ello, creemos que es nuestro turno explicarte esta circunstancia.

Seguro que en alguna ocasión has escuchado que celebramos el Día del Libro porque el 23 de abril murieron los que probablemente sean los dos escritores más importantes de todos los tiempos: William Shakespeare y Miguel de Cervantes. Sin embargo, ¿cómo te quedas si te digo que en aquella época en Inglaterra y en España existían calendarios diferentes?

Pues así es y esto tenía consecuencias. De esta manera, entre ambos países existía un desfase de diez días. Por tanto, aunque es cierto que ambos escritores murieron el día 23 de abril, lo hicieron cada uno en la jornada señalada en su respectivo calendario. Por ende, se puede afirmar que la fecha de fallecimiento no fue la misma.

Bueno. Ahora ya está todo en su sitio. Esta mentira ya no volverá a ser repetida. Y si te la vuelven a decir, no te la creerás. Podemos empezar a buscar estos rincones donde la lectura sea la protagonista. Y es que, puedes aprovechar para prepararlos hoy, que es el Día del Libro, y dejarlos montados para todo el año.

La premisa a la hora de recomendarte estos rincones de lectura

Los mejores rincones de lectura para el día del libro

Sabes que en iCasas México siempre partimos de una misma premisa. Queremos abogar por lo simple. Contagiarte la idea de que se pueden conseguir grandes cosas con tan solo cambiar algunos detalles nimios. Por ello, en lugar de perderte entre galimatías de consejos que solo llevarán a que dejes pasar nuestras palabras, hoy queremos conseguir que, de verdad, salgas de aquí motivado a crear este rincón de lectura.

Así, los tres rincones que te recomendamos son los siguientes.

La chimenea y una butaca nunca pasan de moda

Una chimenea en frente del rincón de lectura

Si durante tanto tiempo se ha mantenido en nuestra mente como el rincón de lectura clásico, ¿cómo no iba a abrir esta lista de recomendaciones?

Imagínate la situación. Ahora llega el verano, pero incluso el recuerdo de un hogar calentito es suficiente para amodorrarte y prepararte para viajar a través de sus páginas.

Un día cualquiera, al acabar de cenar, enciendas la chimenea y te sientas en la butaca que has preparado para tus largas sesiones de lectura. Todo tu hogar está en completo silencio. Un asiento que se amolda a ti te recibe. Abres un libro. Un viaje a cualquier parte del mundo y de la historia.

¿No apetece comenzar una novela ahora mismo?

El rincón bajo la ventana más amplia

Por qué este es el mejor rincón de lectura

Vivas donde vivas, todo hogar tiene una ventana por donde entra más luz natural. Es cierto que en función de la vivienda será más o menos cantidad, pero siempre habrá una donde los rayos solares sean más intensos. Y sí, precisamente este es el punto que tienes que escoger para disfrutar de la lectura.

Y es que todos somos conscientes de que con luz natural se ve mejor. Que lo ideal sería que todos tuviéramos cristaleras infinitas donde los rayos del sol nos avergonzaran de encender una bombilla eléctrica, cierto, pero todos sabemos que la realidad es bastante más compleja que esta simplificación mínima.

No te olvides de colocar un asiento cómodo y una mesa de café. Es perfecta para apoyar el libro cuando quieras respirar aire puro y donde dejar reposar una bebida caliente que te ayude en la catarsis de la historia.

Lecturas especiales para días únicos

Los mejores rincones de lectura para el hogar

Hemos dejado el mejor consejo para el final. Ese que no se puede aplicar en el día a día, pero que es perfecto para guardarlo para las ocasiones más especiales.

Ponte en situación, que la imagen es ya evocadora por sí misma. Una bañera con agua calentita. Un lugar que te espera después de un largo y estresante día de trabajo. La luz apagada y la oscuridad rota por unas velas aromáticas que con su aroma se consumen, dejándote todavía una mayor sensación de paz.

Hay que cuidar del medio ambiente y no se puede hacer cada día, pero seguro que te merece la pena reservarte, aunque sea solo un día a la semana, un pequeño rato para llenar la bañera, perderte en un libro y dejar que los nervios vuelen con el agua caliente que recorre tu cuerpo.

¿Tú cómo vas a celebrar el Día del Libro? ¿Cómo es tu rincón de lectura? Cuéntanos en los comentarios cómo afrontas una jornada como esta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *